Las autoridades investigan este extraño hecho ocurrido en una residencia del centro de la ciudad

Noticias Tu Ciudad

Una macabro hallazgo se registró esta tarde en un motel del centro de la ciudad de Barranquilla.

En la residencia ubicada en la calle 42 con carreras 44 y 45 encontraron si vida y dentro de un carro a Harold Alejandro Gambin Gutiérrez, de 29 años; y Dayana Isabel Jiménez Reales, de 30, cuyos cuerpos no presentaban signos de violencia.

Una de las empleadas encargadas de realizar la limpieza de las habitaciones fue quien se percató de que la pareja estaba sin vida.

Foto: LA LIBERTAD.

Ellos habían entrado a eso de la 1 de la tarde y alrededor de las 3:40 p.m se produjo su hallazgo.

La mucama se disponí a asear y ordenar una habitación contigua, pero escuchó el vehículo encendido y pensó que la pareja iba a salir, por lo que decidió abrir la puerta del parqueadero que da a la habitación contigua y es cuando se percató que la pareja estaba muerta dentro del carro.

La hipótesis que manejan las autoridades es que la pareja se habría podido intoxiucar con el monóxido de carbono que espele el mofle.

Este tipo de muerte es conocida en el argot popular como «dulce».

Los cuerpos de ambos jóvenes fueron llevados a Medicina Legal para establecer las causas de su deceso.

Familiares, amigos y conocidos de lso jóvenes lamentan su fallecimiento.

Cabe recordar, que en días pasados el hermano del alcalde de Uribia, La Guajira.

Fredy Henríquez Palmar, lamentan la manera cómo el joven de 29 años de edad perdió la vida en el municipio de Uribia, La Guajira.

Él había ingresado a un motel con su camioneta Toyota Burbuja en compañía de una fémina.

Fredy Henríquez Palmar.

Al parecer, ambos ingresaron a uno de los garajes de la residencia en estado de embriaguez el pasado lunes festivo.

La pareja no se bajó del carro y se quedó adentro con el carro encendido.

La probable inhalación de monóxido de carbono que fue expelido por el mofle de una camioneta en la que ingresó a un motel del municipio de Uribia, acabó con la vida del joven Fredy Henríquez Palmar, quien no logró despertar del sueño profundo que causa ese mortífero gas.

Facebook Comments