David Ibarra y Emil Bastidas se mostraron felices de recobrar su libertad.

Noticias Tu Ciudad

A eso de las 8:30 de la noche del 12 de diciembre del 2020, un hombre de 51 años de edad fue asesinado en el barrio Costa Hermosa del municipio de Soledad, Atlántico.

Marlon A Finamorez, asesinado.

Aquel día Marlon Antonio Finamorez Polo, fue baleado en la terraza de su casa ubicada en la carrera 43A con calle 30. Finamorez, al parecer de nacionalidad venezolana, recibió cinco impactos de bala los cuales lo dejaron gravemente herido. Minutos después falleció en el Camino Simón Bolívar.

Por este crimen fueron capturados David Ibarra y Emil Bastidas, dos jóvenes que se movilizaban en un motocicleta a esas horas de la noche.

Eran los presuntos sospechosos de haber cometido el crimen del quincuagenario.

David Ibarra y Emil Bastidas, jóvenes que habían sido capturados.

No obnstante, sus familiares refutaron esta captura alegando que ese día y a la hora en que sucedió el asesinato, ambos jóvenes se hallaban jugando fútbol en una cancha sintética a pocas cuadras del lugar donde le cegaron la vida a Marlon Antonio.

«Ese día alquilé la cancha Soledeña para jugar fútbol con mis amigos, mi hermano y algunos compañeros de trabajo. La alquilé desde las 6 de la tarde a 8 de la noche. Cuando terminamos de jugar salimos de la cancha a las 8:30 y nos dirigimos a nuestras casas en diferentes rutas”, dijo Ismael, hermano de David.

«Mi hermano David Ibarra Gutiérrez y mi amigo Emil Bastidas Moreno iban por el barrio Costa Hermosa por la carrera 45 y cuando ellos iban por allí acababan de cometer un homicidio de un señor y detrás de ellos viene una patrulla de la Policía, la cual detuvieron unas personas para comentarle lo sucedido y mi hermano ya iba adelante con mi amigo. Ellos van como a 25 kilómetros por hora, iban súper suave. En un punto hay una cámara donde los graba que muestra que pasa mi hermano y detrás va la patrulla donde muestra que va sin ningún operativo o en forma de persecución», agregó.

Pues bien, se conoció que ambos jóvenes recobraron su libertad luego de que su abogado demostrara su inocencia.

El juez consideró no se dio el hecho teniendo en cuenta que para que se cometiera el delito tendría estos jóvenes tener el don de la ubicuidad, que es totalmente imposible, ya que ellos estaban en un lugar a las 8:29 de la noche y aproximadamente a las 8:30 sucedieron los hechos”, dijo Alberto Medina, abogado defensor.

De igual manera, precisó que la patrulla que firmó el documento de captura jamás estuvo en el lugar de los hechos ni tampoco en el sitio donde fueron capturados los jóvenes por otra camioneta de la Policía.

“También la imposibilidad de la patrulla de estar en el lugar de los hechos, teniendo en cuenta que según el GPS del dispositivo PDA que ellos manejan demuestra que no estuvieron en el lugar de los hechos y como tampoco estuvieron en el lugar de la captura. Todo el tiempo estuvieron en el CAI de Costa Hermosa y solamente realizaron un patrullaje a las 8:52 de la noche trasladándose a la carrera 50B y nuevamente se devolvieron al CAI”, indicó el abogado.

Los jóvenes se mostraron felices de haber podido recupera su libertad.

Jóevenes que recobraron su libertad.

Ahora, buscaran una reparación económica por cuenta de los cinco meses en los que estuvieron privados de la libertad.

Facebook Comments