Los dos hombres llegaron a buscar a Rafa a eso de las 9:30 de la noche para pedirle sus honorarios.

Famosos Costeños

En el final de la novela de «Rafael Orozco, el ídolo», se muestra cómo mientras Rafa disfrutaba de su cato y su guitarra junto con su esposa Calara Cabello, dos personas llegan a buscarlo a altas horas de la noche.

Estos individuos eran Alonso Ariza De la Hoz y Francisco Javier Corena, dos utileros del Binomio de Oro, que realizaban actividades en la agrupación como recoger cables e instrumentos.

Rafa Orozco

Estas dos personas presenciaron la muerte del cantante vallenato, de manos de Sergio Luis González, alias «Tato», sicario de José Reynaldo Fiallo, alias «Nano Fiallo», un narcotraficante de la época.

En un prinicpio se le culpó de haber participado del crimen de Rafa perpetrado un 11 de junio de 1992 a las afueras de su vivienda en el barrio Villa Santos de la ciudad de Barranquilla.

Se dice en el expediente, para el fiscal de la época Luis Felipe Colmenares, Ariza y Corena, llamó la atención la serie de declaraciones y los llamó a juicio como posibles cómplices.

Seis años tardó en resolverse este caso y así el Juzgado Cuarto Penal del Circuito de Barranquilla.

La investigación estuvo orientada en su fase final por Luis Felipe Colmenares, se concretó que Rafael Orozco había sido asesinado por Sergio González Torres y quien recibió la orden de su jefe José Reynaldo Fiallo Jácome.

Por esta razón, tanto Ariza como Corena y el padre de María Angélica Navarro, Jorge Navarro, quedaron absueltos de toda culpa.

Finalmente la justicia determinó que el crimen había sido pasional.

Tanto Fiallo como Gonzáñez, fueron asesinados en un restaurante cuatro meses después de ocurrida la muerte de Rafa. Por esta razón no existe una condena contra alguna persona por este crimen.

Desaparecieron

Como si estuviese presagiando lo que se avecinaba, la madre de Alfonso Ariza le dijo antes de verlo por última vez: «salió para más nunca volver»

28 años después de quella tragedia nadie sabe de su paradero al igual que el de Francisco Javier Corena.

Familiares de Ariza aseguran que lo de la versión de que fueron a buscar instrumentos no era real.

«Eso fue mentira de los instrumentos, en verdad era a buscar el pago por su trabajo».

Se cree que ambos fueron asesinados, sin embargo, no se tiene conociemiento real de lo que sucedió.

Facebook Comments