La cundinamarquesa publicó unas impactantes fotografías.

Noticias Entretenimiento

Catalina Inés Acosta Albarracín arrasó con su belleza en el Miss Colombia 1999 y se quedó con la corona.

Diez años después de aquella gesta de la nacida en La Vega, Cundinamarca, vive un verdadero drama a causa de un procedimiento estético con el que pretendía aumentar el tamaño de sus labios.

La hermosa mujer de 41 años se inyectó biopolímeros en sus labios y las consecuencias fueron devastadoras.

«Hoy amanecieron mis labios muy inflamados. Ha sido incomodo los puntos porque ya se pusieron duros y me pican y a ratos me duele. Afortunadamente hoy me los quitan», escribió en un post en el que se aprecia el estado de sus labios.

Y agregó: «Varias mujeres me han escrito contándome que se querían rellenar los labios, y desde que vieron mi testimonio decidieron no hacerlo. Me alegra en el alma saber que estoy contribuyendo para evitar que se hagan estas bobadas. Hace varios años no se sabía las consecuencias, pero ahora si. Así que pilas no cometan errores», aconsejó la ex señorita Colombia a sus seguidoras.

Catalina también estuvo en ‘La Red’ y allí también contó lo difícil que ha sido esta situación para ella:

«No me dolía, pero me dio miedo de que se pudiera llegar a enquistar y llegar a otras partes de la cara. Este año me alarmé, empecé a buscar sobre el tema y encontré todos los problemas que traía esto, entonces dije que al finalizar 2019 ya tenía que terminar con eso».

A continuación el reporte del programa de farándula:

Hace cuatro días Catalina había comentado en sus redes sociales lo que estaba padeciendo:

«Quiero contarles que desde hace unos años me subí mucho de peso y mis labios se me agrandaron y yo juraba que era por el exceso de kilos. Logré bajar 15 kilos y pensé que mis labios iban a volver a su tamaño normal. Hasta que hablé con mi dermatóloga y ella me hizo ver que ese cambio de mis labios era reacción por las infiltraciones que me hice hace varios años».

«Cómo dice mi esposo “ por que les gustará a las mujeres volverse feas? ”, y de verdad tiene razón. Pero son las bobadas que hacemos de jóvenes, o también por la moda, o por estereotipos de belleza que se van imponiendo. Por favor mujeres no nos hagamos bobadas. Aceptemonos como somos, todas somos bellezas diferentes».

Ver esta publicación en Instagram

Quiero contarles que desde hace unos años me subí mucho de peso y mis labios se me agrandaron y yo juraba que era por el exceso de kilos. Logré bajar 15 kilos y pensé que mis labios iban a volver a su tamaño normal. Hasta que hablé con mi dermatóloga y ella me hizo ver que ese cambio de mis labios era reacción por las infiltraciones que me hice hace varios años🙊🙈🤦🏻‍♀️. Cómo dice mi esposo “ por que les gustará a las mujeres volverse feas? ”, y de verdad tiene razón. Pero son las bobadas que hacemos de jóvenes, o también por la moda, o por estereotipos de belleza que se van imponiendo. Por favor mujeres no nos hagamos bobadas. Aceptemonos como somos, todas somos bellezas diferentes😍😘😘😘

Una publicación compartida de Catalina Acosta (@catalinaacostaa) el

Facebook Comments