A los 14 años influenciado por su hogar ateo en el que creció, se entregó a todas las ‘mieles’ que ofrece ese mundo.

Juancho en ‘La reina del flow’, confesó que se tomaba todos los días una botella de aguardiente y el fin de semana podría llegar hasta 2. Esto desde los 17 años aunque revela que desde los 8 años se escondía para probar.

La fama que le llegó por su participación en Conjunto Cerrado y De pies a cabeza, a mediados de los noventa, no hizo sino acentuarle más sus excesos.

Reveló que incluso durmió varios días en el cartucho consumiendo perico.

Lo intentó todo para salir adelante: sintoísmo, Hinduismo y hasta ritos con ranas amazónicas. Coqueteó con la magia blanca y estuvo a punto de enamorarse de la magia blanca.

Andrés perdió el control de su vida durante 20 años. “Estuvo a punto de suicidarse 2 veces. Pasó de vivir en la calle por la droga y el alcohol, hasta pasar por El Cartucho. También vivió en la promiscuidad, era un hombre de 9 mujeres diarias”, aseguró Katty su esposa y pilar fundamental en su recuperación.

Su camino lo quiso enderezar en 2010, pero dijo que encontró las peores formas para hacerlo.

“Pensé que la solución era estar con los indígenas y me fui a tomar yagé. Pensé que la solución estaba con el intelecto y me fui con los masones. Después terminé haciendo rituales oscuros y visitando pitonisas”, relató Sandoval.

En 2014 el actor se reencontró con Katty, a quien había conocido años atrás. Junto a ella llegó de nuevo a Dios y hoy, a sus 35 años, conforman una familia con 2 pequeños hijos.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Otro día más para celebrar mi amor @kttyop y a paso de elefante, lento pero seguro afianzamos los sueños y caminamos juntos. Te amo Mona! FELIZ 1. #MemiyFancesco Pd: Hizo falta la gorra para Memi…

Una publicación compartida de Andrés Sandoval (@andresando) el

A continuación el testimonio de Andrés Sandoval:

Facebook Comments