En las últimas horas, el compañero sentimental de la mujer, Marlon José Sandoval, logró salir del vehículo y relató a los medios locales cómo ocurrieron los hechos:

“Nosotros estábamos visitando a los padres de mi esposa, es algo que hacemos cada 15 días. Ella trabaja en la Clínica Barú de Cartagena; decidimos venir este fin de semana porque el que viene ella no tenía permiso porque le tocaba trabajar. Nos venimos el viernes, llegamos casi a las 11:00 de la noche a Barranquilla. El sábado hicimos un festejo con la familia, en una casa de la tía, donde estaba la niña, que se quedó a dormir allá”, dijo Sandoval.

Sandoval indicó que «el lunes festivo que ya nos íbamos, cuadramos todo para tomar la carretera rumbo a Cartagena para buscar a la hija mayor de nosotros, que tiene 6 años, Susan.

“Cuando vamos el arroyo está seco. La esposa mía va a esquivar un carro que estaba varado e inmediatamente viene como una ola de más de dos metros y ella se asusta. Ella me dice: Mijo, el arroyo. Qué hago. Yo le dije que diera reversa y cuando iba dando reversa, se asustó mucho que perdió el control. El agua nos entró en todo el estrecho del canal e íbamos pidiendo auxilio, pero el carro se llenó de agua y ella es cuando me dice que salvara a nuestra hija. Ella me tira a la niña y en ese momento el carro da una vuelta, como que le pega un tronco y allí comenzamos a tragar agua”, dijo.

Añadió: “Yo sentía que ellas estaban pataleando y otro tronco le pega al carro y el vidrio de atrás sale expulsado, donde yo logró salir… Cuando el carro se estaba llenando de agua la niña decía que iba a orar para que nos salvaran. «Papá Dios salva a mi familia, no dejes que se muera mi papito, mi mamita» , decía la pequeña Salomé. En ese momento el carro se volteó. Yo las tenía agarradas, pero después no las vi más”.

“Hoy recuerdo que ella me decía: mijo salva a mi hija no importa que yo me muera, pero a ninguna de las dos las pude salvar. No sé porqué estoy ahora diciendo esto, no sé que pasó. No sé si Dios es grande o no era mi día. Me duele que les haya pasado esto a ellas y pido a las autoridades que sigan buscando a mi esposa y a mi hija”, terminó diciendo con voz quebrada Marlon José Sandoval.

Madeleyn Ramos García, es natural de Barranquilla y desde hace cinco años está casada con Marlon José Sandoval, quien es oriundo de santa Marta. Allí nacieron las niñas. Desde hace un tiempo se trasladaron a Cartagena, ciudad donde se encontraba trabajando Madeleyne, más concretamente en la Clínica Barú.

Fuente: http://m.eluniversal.com.co/sucesos/el-desgarrador-testimonio-del-esposo-de-la-mujer-arrastrada-por-el-arroyo-291402

Facebook Comments