Muchos personas que laboran en el lugar aseguran que un espectro religioso aparece en el Hospital General de Barranquilla.

Los hospitales son sitios incómodos y escalofriantes, debido a que en estos se contempla seriamente la delgada línea entre la vida y la muerte. Para muchos que creen en los fenómenos fantasmales y en la vida “después del más allá”, estos centros de asistencia médica se convierten en portales para que los espíritus de difuntos que se niegan a dejar este mundo se queden ahí, exactamente en el último sitio donde expiró su aliento vital.

Lo previo aplica perfectamente en el caso del espeluznante espectro de una monja que aseguran aparece en el Hospital General de Barranquilla.

De acuerdo con las versiones, deambula por sus frías instalaciones en horario nocturno, provocando de esta forma toda clase de testimonios por parte del personal médico y pacientes que tuvieron raros encuentros con la fantasmal religiosa. Varios de ellos al preguntar por este singular personaje quedan petrificados al escuchar que “en ese hospital no labora ninguna monja…”.

El portal de noticias aldia.co quiso conocer a fondo esta leyenda popular, mirando documentos y buscando testimonios relacionado con las apariciones de este espectro religioso pues, paradójicamente, el episodio de la muerte de Hortensia fue muy comentado luego de su muerte, de la misma manera que también se haría célebre su fervor por los más necesitados.

Sus extrañas apariciones

En los años 80 comenzaron las raras apariciones de este espíritu religioso: los doctores, enfermeras y pacientes la veían pasar principalmente por el salón de maternidad. Los celadores reportaban verla por los pasillos, y el plantel médico que se cabeceaba de sueño por los largos turnos, veían cómo una monja les ofrecía té de hierbas para reponerse; pero al preguntar por ella, nadie respondía. Al comienzo pensaban que se trataba de una paranoia inventada por personas que la conocieron, pero pasaron unos 30 años y la figura del fantasma sigue vigente.

Leer también  Arrestado policía que abusaba de su hija de 11 años desde que tenía 6

“Recuerdo  que estaba de turno, eran las 3 de la madrugada cuando entró en urgencia un indigente que lo habían apuñalado con un pico de botella. Después de atenderlo fui a buscar un tinto y cuando volví al lado de la camilla del indigente había una monja rezando un rosario, así que volteé para llamar a Retamozo y preguntarle porqué había permitido el ingreso de una monja; pero cuando miré nuevamente ya no estaba. Me llené de pavor cuando el indigente me preguntó asustado si yo la había visto también”, manifestó Jesús Flórez, antiguo médico del Hospital de Barranquilla.

Nubia Almanza, antigua enfermera del centro médico también, contó su testimonio.“Estaba poniéndole un suero a una paciente y luego di una vuelta por el hospital, al volver al cuarto para retirárselo, ya se lo habían quitado. Le pregunté al paciente quien se lo había quitado y me contestó que una monja muy amable”.

Fuente: http://tac3news.com/la-escalofriante-historia-del-fantasma-del-hospital-barranquilla/

Facebook Comments