Famosos Costeños

Élder Dayan y Milena Robayo se casaron muy jóvenes en la ciudad de Barranquilla, Atlántico.

Precisamente en este municipio se conocieron y hace ya 16 años que viven juntos en unión marital.

No obstante, no fue nada fácil para el intérprete de «Amantes» conquistar el corazón de quien hoy en día es su mujer.

Al principio ella fue esquiva ya que Élder iba a Fundación cada seis meses y esa situación a ella no le gustaba: Iba y desaparecía.

10 años estuvieron de novios y seis de casados y desde la primera vez que la vio en el pueblo cuando ella estaba de espaldas, su cabellera lo enamoró enseguida.

“Yo no vivía allá (Fundación), estaba de vacaciones solamente y la vi de lejos, ni siquiera me la presentaron, pero me encantó. Ella tenía el cabello engajado y yo decía: ‘Esa mujer tan hermosa en algún momento tiene que ser mi novia y fíjate… hoy en día es mi esposa’, comentó el cantanbte hijo de Diomedes Díaz.

El joven Élder intentó acercársele, pero ella lo ignoraba debido a que él solamente llegaba a Fundación cada seis meses. Recordó también que la primera vez que pudo hablar con ella fue al término de una presentación.

“Yo fui a una presentación al pueblo y después me atreví a llegar a la casa de ella y me dio la grata sorpresa de que me recibió, porque eso era un lío para que me aceptara una visita. Me gustaba, era una niñita bonita del pueblo y también le doy la razón porque yo era un pelao que aparecía cada seis meses. Ahí fue que nos conocimos, hablamos y comenzamos a crear la amistad”, recordó el artista que recientemente se separó musicalmente de Rolando Ochoa.

Años más tarde, sus caminos se unieron en Barranquilla y fue cuando Elder le propuso a Milena que fueron novios un 4 de abril a las 11:55 p.m. “Le propuse que fuera mi novia a las 11:55 p.m. y a las 12:00 me dijo que sí; empezamos a ser novios un 5 de abril”, dijo el artista.

“Yo le decía a Mile que ya debíamos formalizar nuestra relación. Compramos un apartamento y ahí comenzamos a planear la boda. Ha sido la mejor elección; nos hemos entendido, no ha sido perfecto, hemos tenido nuestros inconvenientes, pero aquí estamos… el amor cuando es grande, puro y verdadero lo supera todo”, recordó.

Élder y Milena son padres de dos niñas: Martina, su primogénita, y Amelia, que nació cuando su hermanita tenía menos de dos años, por lo que Milena dice que ella “fue un gol”.

Para Milena , al comeinzo no fue fácil convivir conla fama del hijo de Diomedes. Ella confesó que al comienzo sentía celos cuando las seguidoras lo aclamaban, asunto que quedó en el pasado y ahora celebra cada vez que alguien se acerca a pedirle un autógrafo a su esposo.

“»He logrado entender y sobrellevar las cosas, antes me ponía celosa, no lo puedo negar, pero ya el hecho de que le pidan una foto o un autógrafo me llena el alma, porque significa que está haciendo las cosas bien», culminó Milena.

La pareja tiene dos hijos.

Facebook Comments