El Hospital Niño Jesús no da más abasto con tantas embarazadas.

El centro asistencial se encuentra en alerta roja en la capital del Atlántico debido a que por los «frutos del Carnaval» por esta época se aumenta la cantidad de embarazadas que necesitan atención.

Karina Orozco Gómez, gerente del Hospital, asegura que la situación es complicada debido a que con la llegada de migrantes venezolanas, se aumento la demanda de mujeres embarazadas en la ciudad.

Carnaval de Barranquilla

El Hospital cuenta con tan solo 99 camas y de 70 mujeres embarazadas que entran por ginecología 50 son del vecino país.

De acuerdo a Orozco los embarazos de la smujeres venezolanas muchas veces poseen riesgos debido a que no asisten a los controles prenatales.

«En estos momentos tenemos 28 pacientes represadas para poderles realizar las cesáreas, teniendo en cuenta que ellas vienen con embarazos no controlables y por lo general se complica su parto o cesárea y el bebé o neonato necesita de UCI Neonatal», indicó Orozco.

A continuación las declaraciones de la funcionaria:

Facebook Comments