El hombre le confesó a las autoridades que el arma que utilizó para el crimen, la había adquirido a cambio de una carga de café, y que la accionó contra la humanidad de la joven madre en medio del desespero porque la víctima lo amenazó con contarle a su esposa del embarazo.

Se conocen detalles del aberrante caso de feminicidio ocurrido en este tranquilo municipio de Tarqui, Huila donde el pasado lunes en la noche fue asesinada Leidy Ximena Bustos a manos de su ex compañero sentimental y padre de su hija Hellen Lucía, quien estaba a pocas horas de nacer.

De acuerdo a información oficial, el doble crimen fue perpetrado por Gilber Córdoba Trujillo, con quien la víctima había sostenido una relación a escondidas a finales del 2017 y producto de esta, había quedado en embarazo.

Al parecer, el hombre había tenido varias relaciones por fuera de su matrimonio, de acuerdo a los investigadores, tenía otro hijo por fuera del nucleo familiar, incluso su esposa ya le habia perdonado varias infidelidades.

Leydi Ximena, fue citada en un paraje urbano de este municipio por Córdoba Trujillo para hablar sobre el nacimiento de la bebé, pero al llegar al sitio acordado y tras una discusion, el sujeto sacó una pistola y le propinó dos balazos en el pecho, dejándola malherida en la calle, y aunque alcanzó a ser traslada con vida a un centro asistencial, ella y la bebé finalmente fallecieron.

Según la policia, ocurrio el crimen, Córdoba Trujillo huyó hacia la zona rural del municipio, mas exactamente a la vereda, Rica Brisa, en donde fue encontrado y capturado por los uniformados. “Es persuadido por uno de nuestros uniformados, se entregó manifestando ser el presunto responsable del homicidio, igualmente hace la entrega del arma de fuego, una pistola 9 milímetros marca Browin”, explicó el coronel bejarano de la policia del Huila.

Córdoba Trujillo, le manifestó a los uniformados que él había tenido una relación sentimental con Leydi Ximena hasta finales del 2017, cuando quedó embarazada, sostuvo  que era casado y tenía miedo de que se acabara su hogar si su esposa se enteraba que había tenido una relación sentimental y había dejado a la joven embarazada. “Manifestó que la muchacha lo asustaba con que le iba a decir a la esposa y que tenía que responder por el hijo…”, manifestó el Subcomandante de la Policía en el Huila.

Agregó que, Córdoba señaló a los policiales que la joven “venía supuestamente chantajeándolo con que le iba a decir a la esposa”, por lo que tomó esta la equivocada decisión.

Gilbert Córdoba Trujillo, fue dejado a disposición de la Fiscalía Local de Altamira, y tras las audiencias preliminares, un juez de control de garantías lo envió a la cárcel.

Fuente: http://www.laboyanos.com/2018/08/cambio-una-carga-de-cafe-por-el-arma.html
Facebook Comments