La mujer tenía un letrero que decía que mantuviera el distanciamiento social.

Noticias Tu Ciudad

En el barrio Ciudadela 20 de Julio ocurrió un hecho de intolerancia que causó indignación en el vecindario.

Una mujer tenía «cercada» su predio incluyendo el espacio público con una cinta amarilla de construcción que dice «Peligro no pase».

Además un letrero: «Por favor no sentarse, respete el distanciamiento de este hogar».

Mientras en un video quedó registrado como la comunidad le reprochaba este acto a la residente de la casa que al ver que los moradores la cuestionaban por el hecho no tuvo más remedio que entrar nuevamente a su casa.

Por su parte, el adulto mayor le manifestaba a las autoridades lo que había sucedido y su ropa estaba mojada.

Se mostraba indignado ya que argumentaba que estaba sentado en el espacio público.

A continuación las imágenes:

Facebook Comments Box