Air-e aclaró que la guaya es de fibra óptica y no de energía.

Noticias Tu Ciudad

Augusto Ramos fue quizás la última persona que vio con vida a Kevin Farith Gil Rodríguez, antes de que el joven de 30 años fuera degollado por un cable.

Él también se movilizaba en una motocicleta junto con su esposa por el sector y kevin Farith con un parrillero.

«Cae el cable y yo estoy haciendo el pare. Viene el muchacho en su moto con su acompañante, se llevan el cable por delante y le coge la parte del cuello. Lo tensiona, lo tumba de la moto se van de espaldas los dos y él (Kevin), le cae al parrillero», reveló Augusto.

Kevin Farith Gil Rodríguez

«Yo salgo a prestarle los primeros auxilios, lo montamos en mi moto y lo llevamos hacia el Camino de La Manga donde falleció», agregó.

«Hacía señas de que se estaba ahogando. Le señalaba la boca (al parrillero), pero no pudimos hacer nada», añadió.

«Si tumbó el cable ¿por qué no se detiene a recogerlo?, a lo que fuera. Uno es un ser humano y a cualquiera le puede pasar», concluyó el joven que auxilió a Kevin Farith.

Comunicado de Air-e

Por otra parte, la compañía a través de un comunicado aclaró que la guaya no era energizada sino de fibra óptica.

«En atención a los hechos reportados en el barrio La Manga de la ciudad de Barranquilla, en donde se reportó la pérdida de vida de una persona, Air-e se permite informar que una vez conoció la situación desplazó personal al sitio pudiendo constatar que la red involucrada en el desafortunado accidente no pertenece a su infraestructura de distribución de energía eléctrica ni a acometidas a los usuarios. Se trata de una red de telecomunicaciones.Igualmente, el personal técnico pudo verificar en el lugar de los hechos que no hubo afectación en el suministro de energía», reza en el comunicado.

Comunicado de la empresa Air-e
Facebook Comments