Su esposa manifestó que injustamente fue golpeado y amarrado a un poste. Tenía 18 años vendiendo peto.

Noticias Tu Ciudad

Briggitte Villalobos, pareja sentimental de Dairo Manuel Martínez Madrid, quien fue amarrado y acusado de robar a una mujer en la calle 1 del barrio Simón Bolívar y que posteriormente falleció producto de los golpes, se pronunció sobre este acto.

Dairo Martínez, linchado por una turba.

Dairo era un vendedor de peto según lo manifestado por su esposa, oficio que ejercía desde hacía 18 años.

Tras el brutal ataque, el hombre de 48 años de edad, fue llevado al PASO Simón Bolívar con graves heridas y por esto tuvo que ser remitido a la Clínica Adelita de Char, a donde llegó sin signos vitales.

Dairo Manuel Martínez Madrid,


«Me lo mataron»: dijo Briggitte sobre lo ocurrido con el padre de sus dos hijos.
Martes 19 de Enero de 2021

La joven señala que él no cometió ningún hurto. Cabe recordar que la comunidad lo señalaba de haberle robado el bolso a una mujer en el barrio Simón.

Briggitte Villalobos.

«Él salió temprano de su casa el pasado viernes 15 de enero en Rebolo a Simón Bolívar a comprar insumos para un negocio de peto que tenía arrendado.

Según lo expresado por la mujer, los planes de Dairo eran viajar con ella, sus tres hijas y su nieta a Villanueva, Antioquia, a visitar a su padre, el próximo 22 de enero.

«Él estaba trabajando intensamente para eso».

Brigitte añade que los policía que estuvieron en la escena no actuaron para proteger la integridad física de su esposo.

Carro de peto de Dairo.

«Si está la Policía y ven que lo están golpeando.. ¿ por qué no hacen nada? Eso es lo que más me indigna», culminó.

«Ni siquiera el peor de los delincuentes merecía eso, mi esposo colaboró con ellos. «Hey revíseme, yo no hice nada», pidió clemencia. Yo tengo mis tres hijas pequeñas, yo soy un hombre trabajador. Nosotros en mi casa tenemos un negocio de peto que nos tienen alquilados. Aparte de eso, despachaba a su personal y él salía a trabajar», aseguró.

«Más ladrones eran los que lo golpearon porque a él si lo robaron, le quitaron los zapatos, el bolso, la camisilla», dijo.

Hasta el momento se desconoce algún pronunciamiento de las autoridades sobre este caso de «justicia por mano propia», el cual es un delito tipificado en las leyes colombianas.

Facebook Comments