Se lo pillaron infraganti por medio de una aplicación de celular.

Noticias Tu Ciudad

Una familia bumanguesa decidió irse a pasar unas vacaciones a la ciudad de Santa Marta.

Uno de su integrantes vive en Ruitoque un exclusivo sector de la capital santandereana a donde solo habitan personas adineradas.

Resulta que el hermano de la denunciante dejó la casa al cuidado de uno de los guardas de seguridad del condominio.

Este entró a la vivienda y en un bife de la sala abrió una caja de whisky que contenía una botella en su interior.

El vigilante se la guardó en el uniforme y se disponía a salir del predio cuando depronto en altavoz alguien le dijo: «Amigo le recomiendo que devuelva la botella».

Era la voz del propietario del predio quien le pedía al vigilante que devolviera lo que se había guardado.

A continuación la denuncia y las imágenes de lo ocurrido:

Sevicol, empresa a la que el guarda de seguridad le prestaba sus servicios se pronunció sobre estos hechos a través de un comunicado y manifestó lo siguiente:

«Por lo anterior se procedió a adelantar las medidas disciplinarias administrativas y judiciales que la situación ameritó», señala la misiva.

«Sevicol ofrece excusas a los afectados y a la ciudadanía en general por lo que se puede observar en el contenido del material», culmina.

Facebook Comments