«Soy una humana en aprendizaje», recalcó la joven empresaria.

Noticias Tu Ciudad

El caso de la Feria Buró donde una de sus organizadoras le negó un pedazo de pizza a un vigilante continúa siendo objeto de controversia en redes.

En primera instancia María Silva, organizadora e implicada en los hechos, manifestó que ella compró pizza para el staff y estaban todos los pedazos contabilizados, por eso se negó a darle una porción al celador del evento.

El hecho fue denunciado por Pablo Matíz quien trabajaba en la logística y pidió el pedazo de pizza para su compañero que lo ayudaba a estar pendiente de la entrada y salida de perosnas y otras funciones. Ante la negativa el joven renunció y al siguiente día fue como cliente pero fue sacado del lugar por el personal de logística hecho que causó indignación en redes.

María Alejandra Silva Soto aseguró que hizo un análisis interno y por eso decidió dirigirse al público para reflexionar sobre lo sucedido:

«He tenido momentos complicados que me han llenado de resiliencia, no solo ahora sino que desde que comenzamos con este gran sueño», dijo.

«Aunque buscamos la mejor experiencia siempre hay aspectos por mejorar», agregó.

«Quiero disculparme desde el corazón por todas las acciones que nos han perturbado el día de hoy. Seguiremos apoyando a nuestras marcas y aportando para el desarrollo del país», recalcó.

«Los invito a una reconciliación. Soy una humana en apredizaje y tengo mucho que aprender diariamente. Lo podemos permitir que esta situación afecte a emprendedores y a personas que hacen parte de esta familia Buró», añadió la mujer.

A continuación sus declaraciones:

Facebook Comments Box