Noticias Tu Ciudad

Carlos Ramos, cirujano estético, fue condeando a 40 meses de prisión por el delito de homicidio culposo.

Al médico que se le conoce como «el cirujano de las barbies», un juzgado lo halló responsable por el caso de la muerte de Tatiana Posada, una odontóloga que falleció luego de practicarse un procedimiento estéticos con él y su asistente.

La paciente se hizo la cirugía y a los pocos días falleció, detalló El Espectador.

La investigación apuntó al cirujano —que en 2018 fue extraditado por la muerte de una puertorriqueña a la que también trató (aunque después fue absuelto)— pues habría cometido algunas irregularidades como atender a la paciente, pero dejar que el procedimiento lo practicara la colaboradora Ana María Socarras, indicó el periódico.

De igual manera, a la paciente no se le habría advertido sobre los riesgos de la cirugía estética ni se le hospitalizó cuando hubo señales de riesgo en su salud; aparentemente su historia clínica no correspondía a la realidad y el tratamiento después de la intervención no fue el adecuado, dice el medio, citando la condena.

Por esas y otras razones, el juez determinó que Ramos y a Socarras se les puede “atribuir, a título de autores, el delito de homicidio culposo”.

A parte del tiempo en prisión, tanto Ramos como su colaboradora una multa de 30 salarios mínimos y los inhabilitaron para ejercer como médicos por 30 meses.

El exconcejal de Medellín Bernardo Alejandro Guerra había denunciado presuntas irreguralidades de Ramos desde hace más de 10 años. El político decía que Ramos “se presentaba como cirujano plástico sin serlo. Y además con una publicidad desmedida. En el seguimiento se encontró que tiene cerca de 16 procesos en la Fiscalía y seis en el Tribunal de Ética Médica”.

Facebook Comments Box