Unas huellas simbólicas se hallan a la entrada de este sitio icónico de la ciudad de Barranquilla.

La Cueva es uno de los lugares más visitados por los amantes de la literatura en Barranquilla y en Colombia.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-124.png
La Cueva, restaurante.

El sitio es emblemático por haber reunido a grandes figuras de las letras y las artes de nuestro país como lo fueron: el nobel de literatura Gabriel García Márquez, José Félix Fuenmayor y su hijo Alfonso, Álvaro Cepeda Samudio y Germán Vargas, los pintores Alejandro Obregón, Juan Antonio Roda y Enrique Grau, los fotógrafos Nereo López y Enrique Scopell y el dentista y experto cazador Eduardo Vilá.

Su ubicación es en la carrera 43 calle 59 esquina, donde enfrente queda situado un lote comercial en el que se encuetran entre otros Surtiyá, Megatiendas y Tecnosemillas.

Sitio donde se ubicaba el circo, en ‘Robertico’.

Precisamente allí, en el famoso ‘Robertico’, quedaba un solar o un playón como le llaman coloquialmente que servía para cubrir eventos, casetas y festivales en el norte-centro de la ciudad. También una cancha de fútbol, que reunía a comunidades de diferentes barrios para disfrutar del fútbol amateur.

Una anécdota de un circo que se asentaba en ese lugar va muy ligada a La Cueva y prueba de ellos son las famosas huellas que se evidencian en la entrada de dicho restaurante.

Huella de elefante a la entrada de La Cueva

Se trata de un elefante que pisó el sitio debido a una broma que le jugaron sus amigos al reconocido pintor Alejandro Obregón.

Aquella noche Eduardo Vilá, entonces propietario del circo, no quiso abrirle las puertas del local al pintor Obregón, que venía tarde y con unas copas de más.

Ante la insitencia y oyendo el no como respuesta, Obregón contrató al domador de un circo, que estaba enfrente, para que uno de sus elefantes rompiera la puerta.

Fue en ese momento cuando el elefante llegó hasta la puerta y los presentes se asustaron y dejaron a entrar a Obregón. Por su parter, el domador se marchó con el enorme animal.

Al entrar en la terraza del local, se observan en el suelo varios cuadrados, cubiertos de cristal, que reproducen en bronce pisadas de un elefante.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-120.png
Pisadas de elefante al interior de La Cueva

Tras ello, se cuenta que el denominado ‘Boom de Barranquilla’, bebió en el sitio hasta el amanecer.

Facebook Comments