Aduciendo que «iba en contra de sus principios y de su moral cristiana».

Noticias Tu Ciudad

Ramiro Flórez, Juez Décimo Civil Municipal, se abstuvo de casar a dos mujeres por lo civil en el ‘Corralito de Piedra’.

De acuerdo al togado, la decisión de la pareja lo hacía entrar en un conflicto entre «la ley humana y la ley de Dios».

El servidor público señaló que la celebración «iba en contravía de su moral cristiana y de sus principios».

«Esa es una pelea de Dios, no mía», agregó el jurista.

A pesar de sus 15 años de experiencia, Flórez prefirió al fe cristiana antes que cualquier otra cosa.

Esta decisión ha despertado controversia en Colombia hasta el punto en el que piensan demandar al juez.

Caribe Afirmativo, una colectividad que se encarga de velar por los derechos de la comunidad LGTBI, rechazó la decisión del juez.

Cabe recordar, que desde el año 2016 el matrimonio igualitario es legal en Colombia.

El matrimonio entre personas del mismo género es un derecho constitucional y está fuera de toda discusión jurídica y política.

«El juez que se negó a hacer el matrimonio de dos mujeres en Cartagena afecta el derecho a constituir una familia y abusa de su poder como servidor público», expresó un abogado sobre este caso.

Facebook Comments