Ser la reina de la fiesta más importante de los barranquilleros es el sueño para cualquier niña.

Famosos Costeños

Anque todas lo desean no es un tema sencillo ya que hay que tener muchas facilidades económicas para poder alcanzar ese sueño.

Según una fuente consultada si una joven en ‘La Arenosa’ quiere ser reina primero tiene que hacer un lobby ante la junta directiva del Carnaval S.A.

En resumidas cuentas los padres de familia de las aspirantes visitan las casas de los miembros de la junta, le hacen invitaciones a almorzar y le muestran videos de sus hijas, tratándole de convencer de sus aptitudes y carisma para el baile y la fotografía. Los miembros entre sí votan y escogen a la soberana.

Segundo la aspirante tiene que aportar un video donde muestra sus dotes de bailarina con una coreografía del Carnaval. El precio de esta producción, incluyendo vestuario, coreógrafo y director, oscila entre los 6 y 7 millones de pesos. Es decir solo para ser candidata hay que pensar en esta suma de dinero.

Pero ahí no paran los gastos. Cuando se escoge a la reina por allá en el mes de julio, por lo general (aunque no es siempre) la familia de las reinas contratan un maquillador profesional, un peinador, un asesor de baile y hasta personas expertas en fogueo periodístico; esto con el fin de que sea un impecable su paso por las fiestas.

A su vez un ‘coordinador de príncipes’, quien es la persona encargada de liderar la comitiva de la reina que la acompaña con camisetas alusivas a ella. Allí hay un gasto importante en bebidas y transportes.

Ahora bien viene lo más importante: el vestuario. Si una reina quiere ser recordada por siempre por su atuendo tiene que mejorar el anterior, por esta razón deben contratar a un diseñador de modas reconocido que cobra entre 10 y 30 millones por un vestido de gala.

Por lo menos son 4 vestidos de gala que utiliza una reina en promedio en el carnaval (Coronación, Batalla de Flóres, Gran Parada y Gran Parada de Fantasía), ya que el de la Guacherna y el de Joselito Carnaval, lo aporta la facultad de diseño de la Universidad Autónoma del Caribe. Osea que si en promedio un vestido cuesta 15 millones, la familia de una reina tendría que pensar mínimo en 60 millones de pesos para vestuario.

Claro está que para los desfiles y eventos de precarnaval necesita mínimo 5 o 6 vestidos que oscilan entre los 5 y 6 millones de pesos. Eso sin contar los zapatos que oscilan entre 100 y 300 mil pesos.

Pero todavía no para la cuenta. Una reina que quiera quedar en la memoria de los barranquilleros debe contratar a artistas internacionales en su noche de coronación. Para esto Carnaval S.A aporta un rubro pero no puede superar los 200 millones de pesos, según la fuente consultada. Artistas cmo Juan Luis Guerra, Marc Anthony cuestan más de este valor.

Por último hay gastos como bailarines que oscilan entre 60 y 80 mil pesos el día y otros gastos como grupos de millo, bandas y personal de logística que agranda los costos. Claro está Carnaval S.A le hace aportes económicos a la reina de momento.

Esto como para que vayan haciéndose una idea de cuanto cuesta ser reina del Carnaval de Barranquilla y por qué es difícil que una joven de clase media pueda logralo.

Lo que sí es claro es que entre más invierta la familia de la reina en su hija, más gana el pueblo.

Le deseamos una excelente presentación en los Carnavales a nuestra hermosa, Isabella Chams Vega.

Facebook Comments