El ídolo de Tierra Alta está cerca de firmar con el equipo de sus amores.

Famosos Costeños

Miguel ángel nació un 23 de Enero de 1993 en Tierralta, Córdoba, municipio que por muchos años fue zona roja en nuestro país.

Borja logró gambetear la pobreza y la inseguridad de su pueblo. Él, pasó de vender fritos a ser uno de los jugadores más cotizados del fútbol hace un par de años.

La mamá, Nicolasa Hernández, vendía fritos y el papá, José Borja, comercializaba bolis, boletas de rifa y cualquier tipo de mercancía.

Ver esta publicación en Instagram

😆⚽️🙏🏽

Una publicación compartida de Miguel Angel Borja (@miguelaborja23) el

“Migue (Como lo llamaban cariñosamente sus padres) ayudaba a su mamá a vender fritos al lado de la cancha La Bonga, del barrio Escolar. Ahí vendía y jugaba fútbol”,

De niño cuando llovía en su tierra natal caían muchas goteras, había que poner baldes hasta en las camas para que no se inundara la casa.

Miguel Ángel, , es el menor de sus 8 hermanos, 6 varones y una mujer.

El hambre fue que me llevó a superarme. Les hacía mandados y les limpiaba los patios a los vecinos para ganarme un ‘centro’ (plata) para ir al colegio.

Pasamos momentos muy difíciles. Si había para el desayuno no había para el almuerzo y si almorzábamos, se embolataba la cena.

Eso nunca se olvida. Mi mamá vendía empanadas pero en ocasiones no había nada en la casa, entonces, tocaba preparar la carne que era para las empanadas y dejar de vender ese día”, recordó Miguel Ángel Borja.

Miguel Ángel Borja

Por sus necesidades económica, Miguel dejó de estudiar en la jornada diurna y empezó en la nocturna.

Durante el día trabajaba en una ferretería llevando material en una carreta y en las noches estudiaba.

Pero debido a sus oportunidades en el fútbol hizo lo mismo que muchos futbolistas en este país: dejar el estudio para más tarde. Miguel Borja llegó a noveno de bachillerato.

Después de ahí la historia se cuenta sola.

Una frase célebre del jugador es «No soy yo, es la gracia de Dios en mí» y vaya que es así.

El delantero costeño pasó por los equipos Deportivo Cali, Cortulúa, La Equidad, Livorno (Italia), Olimpo (Argentina), Santa Fe, Atlético Nacional y Palmeiras de Brasil.

Siendo el máximo goleador en Nacional de la Copa Libertadores y escogido como el mejor jugador de América en 2016.

En el fútbol brasileño se convirtió en el segundo extranjero en toda la historia que queda como goleador de un torneo en ese país.

El último foráneo en coronarse como máximo artillero fue el inglés Whatley, lo hizo en 1913 con el conjunto Mackenzie College, el cual terminó subcampeón detrás del club Paulistano.

Pasaron cerca de 105 años para que un costeño batiera ese récord.

De acuerdo al diario La Lengua Caribe, el sueldo de Borja en Palmeiras era de cerca 100 mil dólares, unos 310 millones de pesos mensuales.

Vive en Miami

El goleador vive en Missoni Bahia una torre de más de 57 pisos ubicada en Edgewater, uno de los vecindarios de mayor crecimiento en Miami, como su lugar de residencia.

Miguel Ángel Borja

A continuación imágenes del lujoso apartamento de Borja.

Ver esta publicación en Instagram

🏝MIAMI 🏝

Una publicación compartida de Miguel Angel Borja (@miguelaborja23) el

Recientemente Borja fue visto en Barranquilla a bordo de un carrazo Aston Martin color azul y el cual tiene un precio en el mercado entre 120.000 y 170.000 euros.

Ver esta publicación en Instagram

El carrazo en el que anda Miguel Ángel Borja 😥😥😥

Una publicación compartida de Los chismes los lavamos aquí (@chismeskilleros) el

Definitivamente como dice el viejo adagio: ¡Cuando se quiere, se puede!.

Facebook Comments