Las jóvenes cuentan la zozobra que vivieron hace un par de años en las playas en donde falleció Valentina.

Noticias Barranquilla

Luego de la tragedia que enluta a la familia González Medina con la muerte de la joven Valentina de 21 años, arrollada por un yate en la isla de Cholón, dos casos ocurridos hace un par de meses sientan un precedente de que algo está sucediendo en la isla, fuera de control.

Diana Carolina Cepeda Campo, estudiante de 23 años, contó a Caracol que el domingo 17 de marzo sufreió un accidente que por poco le cuesta la pierna.

La propela o hélice de la lancha Carlotta, que habían alquilado entre 10 personas por valor de $1.500.000 para disfrutar de un paseo, le había destrozado la pierna izquierda a Diana Carolina cuando ella descendía de la embarcación.

Producto del grave accidente la joven permaneció 3 meses hospitalizada, con clavos de acero que atravesaban su talón izquierdo, muchos medicamentos para el dolor y un pronóstico complicado.

«Tuve heridas profundas a nivel de la pierna y el pie y cuando me trasladaron a la clínica me dijeron que me la podían cortar».

«Gracias a Dios me salvaron el miembro y pude salir adelante», relató Diana.

A continuación la entrevista:

Entre tanto, Julieth González Therán una periodista deportiva contó una situación parecida que vivió el aparadisíaca isla de Cholón.

«Me lancé a bañar un rato con mi novio, estaba cuidando a mis hermanos cuando depronto voltee y ví a un pescador en una embarcación que venía hacia mi y no miraba al lugar a donde yo estaba con mi pareja.

Ver esta publicación en Instagram

Zona mixta a la intemperie 🥶 #GERARG

Una publicación compartida de Julieth González Therán (@juliethgonzaleztheran) el

«Nos sumergimos, pero uno no se sumerge bien en el agua salada y en ese momento sentí que me cogió las piernas que quedaron hacia arriba cuando me sumergí. Me hizo tres heridas y enseguida comencé a llorar, entré en pánico porque estaba super asustada porque no sabía qué había pasado con mis piernas».

Ver esta publicación en Instagram

mañanas de inspiración 🇬🇷

Una publicación compartida de Julieth González Therán (@juliethgonzaleztheran) el

Cuando Julieth salió nuevamente al agua le grito de todo al piloto y este lo único que le dijo era que «estaba sumergida» que no la había visto.

Nos fuimos al yate nuevamente, el tipo se dio a la huída y retornamos a Cartagena para que me atendieran en una clínica.

Al llegar los médicos revisaron mis heridas y me dijeron que la había sacado barata.

Facebook Comments