El hombre asegura que no pudo llevarle la comida a sus hijas y que no es ningún delincuente.

Noticias Córdoba

Aristides Pérez Nisperuza se prestaba para cortar una tira de cinco butifarras en un concierto en San Pelayo, cuando de repente sintió un jalonazo.

«Quítenle el cuchilo, quítenselo», decían algunos presentes al evento que convocó masas en el municipio cordobés.

Policías se acercaron al vendedor de butifarras y le intentaron quitar el cuchillo con el que corta los alimentos para echarle sal y pimienta.

En un principio el vendedor informal opuso resistencia y por esto fue acorralado por varios efectivos de la Policía que cubrían la seguridad del concierto.

Un teniente procedió a colocarle un comparendo por portar una rma blanca en un evento masivo, lo cual está contemplado en el Código de Policía y lo multaron con 208 mil pesos.

A continuación el video de Aristídes comentando lo sucedido:

Facebook Comments