Juan Andrés González con tal de tomarse un día de más del puente festivo para seguir disfrutando de sus vacaciones y no ir a trabajar a la empresa, le envió un mensaje a su jefe contándole acerca de un supuesto malestar que le impedía movilizarse hasta la empresa.

«Jefe me siento mal, me duelen las piernas y tengo náuseas, yo creo que es el virus ese que anda por ahí», le dijo el hombre a su jefe vía Whatsapp.

Luis Arturo Diaz jefe de mantenimiento de la empresa donde trabaja Juan Andrés no le creyó, ya que sabía que había estado en Cartagena por intermedio de otro compañero de trabajo y de inmediato ideó un plan para que el trabajador cayera como mentiroso.

Al jefe se le ocurrió llamar a su casa como hacen las emisoras para contarle que había sido escogido como el ganador de una boleta para ir a ver la semifinal de la Copa Sudamerica entre Junior y Santa Fe el 29 de noviembre.

«¿Tengo el gusto con el señor Juan Andrés González?…Si señor, contestó el empleado.

«¿Señor Juan como se encuentra usted el día de hoy?…Muy bien gracias a Dios, contestó Juan.

«Muy bien señor Juan lo llamamos de la emisora Olí*** Stéreo, para hacerle una pregunta acerca del Junior de Barranquilla si usted contesta de manera correcta será el ganador de una boleta para ver el partido Junior Vs Santa Fe en el estadio metropolitano por ser un fiel oyente de nuestra emisora», decía su jefe con voz convincente de locutor.

«Uy zonaron…dale va pa’ esa», dijo Juan.

«Quién es el goleador histórico del Junior de Barranquilla?. «Ay papi fácil Iván René Valenciano». «Felicitaciones! acaba de ser usted elegido como el ganador de una boleta para ver a Junior Tú papá», decía el locutor emocionado.

«Señor Juan, podría usted venir hasta la emisora para reclamar las boletas del concurso, se encuentra usted disponible para ello?, pregunto el supuesto locutor de radio.

«Claro que sí mi llave, voy es de una pa’ allá», contestó Juan que no se imaginaba la trampa que le había tendido su jefe.

El jefe se movilizó hasta la emisora a esperar a que apareciera Juan Andrés.

Pasaron unos minutos y cuando lo ve llegar ¡Oh sorpresa!.Andrés no podía creer que al abrir la puerta de la emisora su jefe lo esperaba con la carta de despido por faltar una vez más al trabajo un puente festivo, ya que no era la primera vez que el empleado se tomaba un día más del puente festivo.

 

 

 

Facebook Comments