Los dos jóvenes de 24 y 15 años jugaban cerca de la plaza monumento de Julio Florez con un balón de fútbol, cuando de repente se les fue el útil cerca de uno de los pozos.

Fidel* nombre del padre del menor cambiado por razones de seguridad, le contó a nuestro portal web Costanotas que la noche del Halloween sus dos hijos vivieron una experiencia paranormal en los pozos termales de su pueblo de Usiacurí, Atlántico, conocidos por antiguamente tener aguas curativas. El reconocido poeta colombiano Julio Flórez llegó hasta este sitio para curarse de un problema pulmonar hace más de 50 años y así fue.

«No se que pasó mis hijos me cuentan que hay una película de una niña que sale de un pozo y que el aro se llama, yo nunca me la he visto pero ellos me dicen que cuando la pelota se les cayó al pozo mientras jugaban fútbol uno de mis hijos se asomó y vio a la niña de la película», cuenta Don Fidel atemorizado.

«Yo le creo a mis pelaos porque si hay algo que yo les he enseñado es a no decir mentiras, pero de todas maneras está la duda», asegura el papá de los jóvenes.

«Depronto fue alguna persona de acá del pueblo que para asustar a mis pelaos se disfrazó de la tal Samantha esa porque un caso así nunca se había visto por acá», confesó el hombre a quien le tocó lidiar con el temor de sus hijos varios días.

«Ya todo pasó solo espero que solo sea idea de ellos porque queda uno con la preocupación», concluyó el hombre.

Para los pobladores de este hermoso lugar situado en el departamento del Atlántico el hecho no es más que una broma por parte de los jóvenes a su padre.

 

 

 

 

Facebook Comments